Diario Vasco

«Para mí, un amante del anonimato, lo peor ha sido la sobreexposición continua»

Se retira a Portugal, donde su pareja gestiona un negocio hostelero en la costa. No sabe si volverá a Madrid, donde trabajó durante años, y mantiene los lazos familiares con su Pamplona natal. «Donostia es una ciudad que ahora asocio a trabajo, pero espero volver con tranquilidad para disfrutarla».

¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de este tiempo?

Lo peor, sin duda, la sobreexposición pública. Soy una persona que prefiere el anonimato, aunque soy consciente de que me tocaba dar la cara por el proyecto y pienso que siempre he estado ahí. Me gusta que los proyectos hablen por sí solos, pero aquí me tocó asumir el papel de poner cara a la Fundación. He hecho un esfuerzo enorme por escuchar a todo el mundo. Y lo mejor precisamente han sido las personas que he conocido.

A veces dio la sensación de que faltó al grupo directivo del 2016 mayor inmersión en la vida real.

La carga de trabajo era absoluta. En septiembre fui al mercado especial de Ordizia como jurado del concurso de quesos. No pudo ni quedarme a la comida porque tenía una reunión vital en el Ayuntamiento. Ha sido en 2017 cuando pude ir a Tolosa a comer con unas amigas... y no he podido conocer el Carnaval. Siempre había una inauguración o una reunión.

¿Ha hecho nuevos amigos aquí?

No he tenido tiempo de disfrutar de la ciudad, aunque sí formamos una pequeña cuadrilla. He establecido lazos y ahora tenemos muchas más camas a las que volver a pasar unos días que antes de la Capitalidad.

Una ciudad española volverá a ser capital cultura europea en 2031, y Granada ya está trabajando en ello. ¿Qué les aconsejaría?

Estuve con la concejal y el director de Cultura de Granada. Les dije que, como todo, la capitalidad tiene pros y contras. Desde Europa insisten en que debes saber de entrada para qué te presentas. La capitalidad pone a prueba las limitaciones de una ciudad. En San Sebastián hubo momentos que se vieron, pero lo importante es que se superaron.

¿Qué haría ahora distinto si empezara otra vez?

No tiene sentido hacer esa revisión. Me hubiese gustado seducir más a la gente con mensajes que no decepcionaran. Ojalá sigan estrategias que han funcionado, como el trabajo interinstitucional.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate