Diario Vasco

La evaluación de Donostia 2016 considera cumplidos sus objetivos

Un momento de la inauguración oficial de Donostia 2016.
Un momento de la inauguración oficial de Donostia 2016. / ARIZMENDI
  • El informe asegura que el proyecto ha sido «arriesgado y valiente» pese al contexto de crisis

El informe de evalucación de Donostia 2016 concluye que la Capitalidad Cultural ha cumplido sus objetivos tras superar el "cúmulo de dificultades" a los que se ha enfrentado, con una programación "innovadora, arriesgada y valiente" ejecutado con la mitad del presupuesto inicialmente previsto.

Los responsables del 2016 y representantes de las cuatro instituciones que conforman la Fundación han presentado esta mañana los resultados del informe de evaluación independiente, realizado por la consultora LKS y la firma Prospektiker, en colaboración con la UPV/EHU y la Universidad de Mondragón.

Las conclusiones recogen el alto grado de cumplimiento de los objetivos del plan estratégico trazado en diciembre de 2013. El estudio constata la dificultad de la medición de un proyecto cultural basado en los valores, que no ha dejado entre su legado ningún "elemento tangible". Así mismo, señala el limitado impacto de Donostia 2016 fuera de la Comunidad Autónoma Vasca, aunque los responsables institucionales han señalado que los aprendizajes se dejarán notar en el futuro.

El director general de la Capitalidad Europea de la Cultura San Sebastián 2016 (DSS2016EU), Pablo Berástegui, ha señalado que esta evaluación externa "integral" de la Capitalidad, a la que se ha destinado "casi el 0,1% del presupuesto total de la Capitalidad, y un 0,9% incluyendo el coste de personal específicamente dedicado a la evaluación", ha supuesto "un esfuerzo importante en recursos, tiempo y trabajo". El análisis se ha llevado a cabo a través de diversas técnicas de investigación, desde encuestas a la recopilación documental.

Además, ha puntualizado que en total se han llevado a cabo más de 20 estudios con la colaboración de 14 organizaciones distintas, cinco de ellas departamentos de universidades como la de Mondragon, Deusto o la UPV/EHU, 28 proyectos del programa de DSS2016EU ha tenido "un plan de evaluación específico", lo que representa "un tercio" del mismo.

Jornadas de evaluación

Las jornadas en las que Donostia 2016 hará balance de su desarrollo son, al mismo tiempo, el principio del fin de la Capitalidad. En otoño llegará la evaluación oficial elaborada por las instituciones europeas.

La programación terminó ante el público el pasado diciembre, aunque aún ha habido actos y ecos de la Capitalidad. El último, por ejemplo, la semana pasada, con la presentación del libro editado con los escritos de la iniciativa «carta blanca», coordinada por Anjel Lertxundi. La presentación se celebró en el Koldo Mitxelena porque la sede oficial de Donostia 2016, en el viejo edificio de Bomberos en la calle Easo, está siendo desmantelada, a la espera del nuevo uso que le dé el Ayuntamiento. Cerró la oficina abierta al público y han ido desapareciendo sus trabajadores, en función del ERE pactado con la administración.

En los momentos más intensos de la programación más de 70 personas llegaron a trabajar ahí. Ahora apenas una decena de personas sigue en la oficina, ocupándose de las últimas tareas y trasladando a otras instituciones, fundamentalmente Donostia Kultura, el legado con las actividades que se mantendrán en la programación donostiarra como herencia de San Sebastián 2016. Porque la Fundación que ha dirigido el proceso baja también la persiana en las próximas semanas, probablemente en los meses de junio o julio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate