Diario Vasco

«El efecto turístico de la Capitalidad llegará, si llega, a medio o largo plazo»

Espectáculo de la calle durante la celebración del 'Stop War Festibala' el pasado marzo.
Espectáculo de la calle durante la celebración del 'Stop War Festibala' el pasado marzo. / JOSÉ MARI LÓPEZ
  • El sector desliga el 'boom' de visitantes de este año del 'efecto' Donostia 2016

  • El Ayuntamiento dispondrá en marzo del informe que cuantifica «con datos concretos» el beneficio económico que deja en San Sebastián el 'año europeo'

¿Qué repercusión económica deja en Donostia y Gipuzkoa la Capitalidad Cultural Europea? Dentro de unos meses se podrá responder con datos concretos: Fomento, la entidad del Ayuntamiento de San Sebastián, elabora un informe que se conocerá en marzo, y la propia oficina de Donostia 2016 presentará en primavera su balance final «con cifras».

Hasta entonces quedan las sensaciones. Y el sector turístico, por ejemplo, considera que el efecto de la Capitalidad «tiene poco que ver» con el 'boom' de visitantes de este año. «Nuestras cifras de crecimiento han sido espectaculares, pero en línea con las que han experimentado otros territorios vascos o del conjunto del Estado», dice Kino Martínez, secretario de la Asociación de Hostelería de Gipuzkoa.

El concejal del área económica y de Turismo de San Sebastián, Ernesto Gasco, corrobora esa sensación, aunque sí valora el papel de la Capitalidad en afianzar la 'marca' de la ciudad en el exterior. «El título europeo nos da una imagen positiva y ha servido para que en los medios de comunicación internacionales se hable de nosotros», dice. «El efecto turístico de Donostia 2016, si llega, se notará a medio o largo plazo», añade. De la misma forma opina Kino Martínez.

46 millones de presupuesto

En la oficina de Donostia 2016 no se habla de datos económicos hasta que en primavera dispongan del informe final. Sus responsables sí han remarcado que «casi la totalidad» de los 46,8 millones de euros del presupuesto real de la Capitalidad se han gastado en San Sebastián y Gipuzkoa. De esa cifra un 15% llegó de patrocinios privados y el resto de las instituciones públicas.

El plan original de la Capitalidad, en sus inicios, apuntaba un presupuesto de 89 millones de euros, que quedaron en 46,8 millones «por la posterior crisis económica», según se explicó en la rueda de prensa de cierre del año europeo.

Pero más allá de ese dinero, invertido directamente en la actividad cultural, «el 2016 era una oportunidad para haber impulsado infraestructuras y mejorar, por ejemplo, las comunicaciones de Donostia», reflexiona Gasco. «Y se perdió la oportunidad, por la crisis y también por los cuatro años de pasividad de las instituciones guipuzcoanas en la anterior legislatura».

Por esa razón Ernesto Gasco considera que queda «la incidencia cultural, que cada uno puede valorar según su criterio, pero una escasa repercusión económica y turística». El concejal de Turismo destaca acciones «como la campaña que en 2015 promovió la Sociedad de Turismo, que trajo a San Sebastián a medios de comunicación de todo el mundo y se tradujo en una amplia presencia de la ciudad en televisiones, revistas y periódicos».

Kino Martínez recuerda que hace años, en los primeros contactos del Ayuntamiento y la propia oficina de Donostia 2016 con el sector del turismo guipuzcoano, «nos dijeron clara y repetidamente que el objetivo de la Capitalidad no era atraer turistas, que se trataba de 'otra cosa'».

El secretario de los hosteleros guipuzcoanos repasa los últimos datos turísticos y subraya que Donostia «no ha tenido un crecimiento superior que pudiera agradecerse a la Capitalidad», aunque sí coincide, con Gasco, en que «tanta presencia en medios tendrá repercusión en el futuro, o al menos eso esperamos».

Consumo hostelero

Kino Martínez admite que el consumo en bares y restaurantes ha podido aumentar en varios momentos del año gracias al 2016. «Las grandes citas ciudadanas, como la inauguración con la ceremonia de Cereza o los conciertos al aire libre han 'sacado' a la gente a la calle y eso siempre se traduce en un mayor consumo. Como anécdota, la gente del bar Amazonas, en la Plaza de Bilbao, donde se han celebrado distintas actividades, comentaban que se había notado el efecto».

Martínez añade una reflexión personal. «La gastronomía es uno de los puntos fuertes en la personalidad de Donostia y en su proyección exterior, y pienso que ha sido una de las grandes ausentes de la programación oficial. Está claro que se trataba de hacer las cosas de otra forma, pero también podía haberse intentado desde el punto de vista turístico. Hubo cosas interesantes, como la 'soup machine' en Tabakalera, y otras que apenas han tenido repercusión», lamenta.

Responsables de hoteles y pensiones consultados insisten en la misma idea. «Este año tan bueno habría sido igual sin Capitalidad», asegura el director de un conocido hotel donostiarra, que reconoce que «hay gente que venía de fuera y sabía que San Sebastián era Capital Europea, pero la mayoría se enteraba aquí, cuando veía en la recepción información sobre el tema. Y eso ocurría tanto con extranjeros como con turistas españoles».

El ejemplo de Liverpool

Cuando se conozcan los datos concretos podrá compararse San Sebastián con otras ciudades que han sido capitales europeas. Liverpool lo fue en 2008. Eran otros tiempos y otra filosofía: se aprovechó la oportunidad para realizar una gran operación de renovación urbanística y volver a poner de moda la ciudad en Europa y sobre todo en Gran Bretaña.

Neil Peterson, del equipo que gestionó la Capitalidad europea de la ciudad inglesa, contó en San Sebastián que «por cada libra invertida en la capitalidad recuperamos entre diez y doce». «Y a eso hay que añadir -decía- una promoción exterior envidiable: el impacto publicitario de Liverpool 2008 fue como una campaña de publicidad que hubiese costado 250 millones de euros».

Diez millones de personas participaron en los actos programados, el turismo y sector servicios generó 800 millones de libras (casi mil millones de euros) y las «empresas creativas» crecieron un 8%.

¿Serán parecidos los datos finales de Donostia 2016? En primavera, la respuesta.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate