Diario Vasco

Eneko Goia dice estar satisfecho del resultado de la Capitalidad cultural

Imagen de la inauguración de Donostia 2016

Imagen de la inauguración de Donostia 2016 / AFP

  • El alcalde de San Sebastián defiende que en la ciudad «queda un resultado inmaterial que se basa en los procesos y los valores»

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, ha asegurado que está "satisfecho" del resultado de la Capitalidad Donostia 2016 ya que el programa que se había preparado "se ha cumplido" y ha negado que haya faltado "ambición".En declaraciones a Radio Euskadi, el primer edil donostiarra se ha referido al cierre de la programación de la Capitalidad Europea de la Cultura Donostia 2016 y al hecho de que este sábado las ciudades Aarhus (Dinamarca) y Pafos (Chipre) recogerán el testigo como nuevas capitales culturales.

A juicio de Goia, lo que se termina en San Sebastián es una "etapa" que va a permitir abrir una nueva, fundamentada en aquello "que queda en nuestra ciudad y país para el futuro".

Tras defender que la Capitalidad "va a dejar muchas cosas", ha incidido en que, por una parte, "nos ha enseñado a hacer muchas cosas, tejer redes y a crecer como ciudad". "Nos ha ayudado a abrir nuestras mentes y hacer del mensaje de la cultura para la convivencia un valor que tiene que permanecer entre nosotros. Eso que nos deja seremos capaces de valorarlo en una perspectiva más larga", ha valorado.

En esta línea, ha afirmado que el objetivo del proyecto era "tejer redes" y por ello, "más que un resultado material tangible queda un resultado inmaterial que se basa en los procesos y los valores".

«A la Capitalidad no le ha fatlado ambición»

Por otro lado, ha negado que a la Capitalidad le haya faltado "ambición" ya que, por contra, "ése es el aspecto más notable que se hizo de la apuesta por la Capitalidad". "Podríamos haber hecho una apuesta basada más en resultados tangibles, materiales, infraestructuras culturales... pero quisimos hacer una apuesta más complicada centrada en los procesos y valores y eso es enormemente ambicioso aunque también más difícil de comunicar y hacer ver", ha advertido.

También ha afirmado que acepta las críticas que se puedan realizar al desarrollo del proyecto, pero no comparte la afirmación de que ha habido "intervención política". "Las tensiones políticas que hayan podido existir en la gestión del propio proyecto no son más que el reflejo de nuestra propia realidad... este 2016 marca una etapa para un cambio que tiene que ser más profundo", ha manifestado.

Asimismo, ha incidido en que uno de los objetivos que la Capitalidad se marcaba era el "poner de manifiesto nuestra realidad y si hay una característica que nos define como pueblo es el euskera".

Por último, ha afirmado estar "satisfecho" del resultado de la Capitalidad 2016, ya que "el programa que teníamos preparado se ha cumplido". "A veces, parece que no tiene mayor valor pero no es así vistas las dificultades que hemos tenido en el camino", ha indicado, para añadir que la inversión realizada "ha revertido al cien por cien en agentes culturales vascos". "El resultado que se ha obtenido es satisfactorio", ha finalizado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate